Claves de ahorro energético para tu hogar o empresa  

A veces, basta con detenerse y adoptar prácticas sencillas que pueden traducirse en una reducción de costes energéticos importante. Hoy te contamos algunas de estas medidas que no implican ninguna inversión extra.

Conseguir un ahorro energético significativo en nuestro negocio o en nuestro hogar o empresa, está al alcance de todos, solo debemos identificar dónde y cómo aplicar pequeñas medidas de eficiencia que nos ayuden a reducir el coste de nuestras facturas.

Hoy veremos algunas de estas medidas que no requieren una gran inversión y el retorno, en forma de ahorro energético y económico, merece la pena.

  1. Aprovechar fuentes naturales

Algo tan simple como aprovechar la luz solar durante el día tanto para iluminar nuestro local como para reducir el consumo de calefacción puede suponer un ahorro energético significativo a largo plazo.

A veces, creemos que acciones como esta no ayudan a reducir los costes pero al ponerlo en práctica junto con otra serie de medidas los resultados están garantizados.

Asimismo, cuando ya no podemos sacar más partido a la luz solar, para contribuir al ahorro energético conviene optar por iluminación eficiente como que ofrece la tecnología led. Las bombillas de estas características ofrecen una vida útil mucho mayor que una convencional a cambio de un consumo mucho menor.

  1. Equipos eficientes

Todas los negocios y hogares, disponen de ordenadores. Si comparamos el consumo de estos con el de las grandes máquinas es insignificante, de ahí que no prestemos mucha atención. Pero este también es un punto a partir del cual alcanzar el ahorro energético. Así, apagarlos cuando no se utilicen o configurarlo en el ‘modo ahorro de energía’ minimizará su demanda de electricidad.

  1. Establecer un plan de mantenimiento

Realizar revisiones anuales tanto de la red eléctrica como de los dispositivos conectados a ella es de obligado cumplimiento.

En el caso de los sistemas de climatización es fundamental debido a que usan por temporadas. Además, de preparar los equipos para su uso, el mantenimiento permite detectar posibles averías evitando así que se dispare el consumo por un incorrecto funcionamiento del equipo.

  1. Utilizar la tecnología a nuestro alcance

El llamado Iot (Internet of things) “es un concepto que hace referencia a la posibilidad de conectar de forma digital objetos cotidianos, de nuestro día a día, con Internet. De esta forma, podríamos identificarlos y gestionarlos por medio de ordenadores como si lo hiciésemos en persona”, lo que nos permite conseguir un ahorro energético inmediato.

Este avance nos permite tener controlados todos los dispositivos y a través de elementos de domótica, programar su funcionamiento, lo que se traduce en comodidad y ahorro tanto energético como económico al reducir el consumo de energía.

También encontramos la tecnología M2M —machine to machine o máquina a máquina traducido— que consiste en la comunicación entre máquinas lo que se traduce en un ahorro energético instantáneo. Esta interconexión entre dispositivos permite detectar el malgasto de recursos y mediante patrones de funcionamiento realizar las mismas tareas de forma más eficiente, reduciendo costes y tiempo y liberando a las personas para que se dediquen a otras labores.

  1. Tarifas energéticas adaptadas

Todas estas pautas que pueden a contribuir al ahorro energético pero si no contamos con una tarifa adaptada a las necesidades de nuestro negocio o de nuestros hogares, esta reducción de costes puede verse frustrada.

Esto tiene fácil solución. Primero debemos comprobar que contamos con la potencia contratada que demanda nuestra red eléctrica según todos los dispositivos que tengamos conectados a ella. Y después, podemos utilizar herramientas gratuitas y online como el comparador energético.

El comparador energético permite realizar una búsqueda previa introducción de nuestras necesidades energéticas para conocer un listado con las ofertas existentes en el mercado que encajan con nuestras especificaciones.

Esta   herramienta es accesible para todos y no supone ningún coste para el usuario. Simplemente, se trata de un sistema a disposición del ciudadano que le permite conocer cuáles son opciones disponibles a la hora de cambiar de compañía o de tarifa.

Si no puedes o no tienes tiempo, desde Asesoría Integral Gema Bejarano te haremos un estudio energético completamente gratuito en el que analizaremos tu factura , y la forma de mejorarla.